Amistad Intencional

Amistad intencional.001

Me he tomado un tiempo para reflexionar en una función vital que los lideres cristianos tenemos que dedicarnos a hacer correctamente. Esta función vital no es nada más y nada menos que el discipulado, si bien Jesús nos dijo que hiciéramos discípulos nunca nos dijo cómo, pero nos dejo su ejemplo sus métodos, su estilo, su modelo.

Siempre he tenido una lucha con el discipulado. He buscado incansablemente la formula mágica para hacer discípulos y sabes algo%85 nunca la he encontrado. La realidad es que no hay formulas mágicas, sin embargo, quisiera compartir algo que se que te ayudará en tu proceso de discipular.

Sin amistad no hay discipulado.

No pretendas poder llegar a tener discípulos verdaderos si no estas dispuesto a ser amigo de esas personas. Tiene que haber una relación más allá de solo información. El discipulado no se trata de una trasferencia de datos teológicos y ritos eclesiásticos. En el corazón del discipulado existe una amistad autentica, y tienes que ser intencional para lograr esa amistad.

Por qué una amistad?

Ser amigo de alguien es un privilegio. Ser un verdadero amigo de alguien significa un grado de confianza, respeto y amor más intimo. Una relación de amistad es lo mejor que puede suceder para poder discipular con una mayor efectividad, lo digo porque así mismo lo hizo Jesús.

Si Jesús fue amigo de sus discípulos, entonces yo también quiero ser amigo de mis discípulos.

Tenemos que analizar las sagradas escrituras y preguntarnos cómo fue que Jesús discípulo a sus discípulos, y basados en esa respuesta adaptando los contextos culturales a los actuales obtendremos las lecciones del mejor discipulador nuestro amado Señor!

Este es tu reto: Analiza el discipulado de Jesús, deja que te desafíe, te cambie, te abra los ojos!

David Munoz