DISCIPLINA TU LIDERAZGO

disciplina.006

Por mucho tiempo vi la disciplina como un castigo. Cuando la escuchaba me daba la sensación de que tenía que hacer las cosas obligado. Nunca la vi como algo que me podía ayudar a ser mejor persona o un mejor líder. Por esa razón la evitaba a toda costa. Sin embargo, a medida que fui creciendo en la lectura de buenos libros y en mi propio liderazgo personal me di cuenta de que muchos líderes exitosos la citaban como la fuente de su éxito duradero.

Empecé a indagar un poco más y finalmente entendí que sin disciplina diaria no podemos llegar hasta nuestro máximo potencial.
Si queremos alcanzar todo aquello que hemos imaginado no podremos hacerlo desde el nivel básico donde se mueve la gente promedio sino que debemos avanzar al nivel de la gente que ha logrado grandes metas y superado enormes desafíos. Y esto solo se logra con una ardua y constante disciplina diaria.

En mi caso, paso a paso fui acercándome a ella y ahora entiendo por qué anteriormente me costaba tanto lograr avances en las cosas que me proponía: la razón es que era inconstante. Me faltaba disciplina.

La disciplina es esa fuerza motriz que hace que las cosas encajen bien. Se fundamenta en hábitos deliberadamente establecidos que decides ejecutar diariamente en tu vida. Hábitos que terminan siendo inconscientes así como cepillarse.

Horace Mann dijo una vez “El hábito es como un cable; nos vamos enredando en él cada día hasta que no nos podemos desatar”. Es así, al principio cuesta formarlos, pero a medida que pasa el tiempo se convierten en parte de nosotros.

¿Quieres lograr algo grande para tu vida y que mejore la vida de los demás? Necesitas una fuerte disciplina que se nutra de tus hábitos.

Un buen hábito que te recomiendo es levantarse una hora antes de lo que normalmente haces actualmente. Toma parte de ese tiempo para retirarte a un lugar a solas y dedicarlo a pensar en todo aquello que tienes que hacer en el día que está comenzando. Luego, toma otra parte de esa hora para hacer ejercicios. Pueden ser de estiramiento o de fuerza. Tú decides, ¡pero hazlo! Está comprobado que la adrenalina que se libera en ese tiempo te acompaña por el resto del día y te mantiene activo y atento.

La otra parte del tiempo déjalo para leer un buen libro. Recuerda lo que ha dicho Charles “Tremendo” Jones: “Serás la misma persona hoy que dentro de cinco años, excepto por dos cosas: la gente con que te vas a asociar y los libros que vas a leer”.
Así que disciplina tu liderazgo, hazlo como parte de tu esfera de vida, colócala dentro y empieza a vivir una vida llena de logros y sueños alcanzables haciendo uso de tus hábitos.

Prueba hacer la rutina diaria de levantarte una hora antes de lo normal y notarás la diferencia en menos de un mes. Una vez que lo hayas hecho te aseguro que no lo dejarás de hacer por el resto de tus días.

La disciplina potenciará tu liderazgo y te hará una persona más viva y llena de entusiasmo.
¿Qué disciplina aplicas diariamente?

Por José Manuel Pujol

José Manuel Pujol Hernández nació en Valera, Venezuela. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A. desde 2008 hasta la actualidad, empresa dedicada a la capacitación y formación de líderes venezolanos. Escritor del Blog de liderazgo Catálisis BLOG. Fundador y Director de la Escuela de Liderazgo, Emprendimiento e Innovación.

Advertisements