sin defensa

sin defensa.062

 

“Como ciudad sin defensa y sin murallas, es quien no sabe dominarse” – Proverbios 25:28 

No hay nada que nos debilite más que nuestra falta de dominio propio. Nuestra falta de control no puede llevar a cometer los peores errores que jamás hubiéramos pensado.

Todos somos figuras publicas.  “Ustedes mismos son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos” 2 Corintios 3:2. Tu y yo somos un par de cartas escritas que representamos nuestros líderes, iglesia, y indudablemente a nuestro Señor. Todos nos están viendo, y nada habla más fuerte que nuestro dominio propio.

Nuestra mejor arma es sabernos dominar a nosotros mismos. 

No hay nada que debilite más nuestro testimonio que la falta de dominio propio. Nuestra ira explosiva. Nuestra falta de juicio. Nuestra falta de productividad. Todo esto da mucho de que hablar especialmente cuando estamos representando a nuestro Señor aquí en la tierra.

Confieso que yo también tengo momentos en que pierdo mi dominio propio, y al no saber dominarme como dice el proverbio anterior, pierdo mis barreras y defensas; entonces le dejo el campo libre al enemigo para que me ataque y finalmente termine dañando mi imagen publica y relación con personas cercanas.

En este día reflexionemos en el dominio propio. Controlemos nuestras emociones y no nos dejemos controlar por ellas, sino por decisiones espirituales. Que cuando quiera guitar palabras de odio, entonces diga palabras de bendición. Que cuando quiera robar, entonces de con generosidad.

Seguramente tu puedes añadir otros consejos que te han ayudado a controlarte a ti mismo, comparte con nosotros! Se que tienes algo importante que decir, así que te invito a que lo compartas!

Ricas Bendiciones,

David Munoz / twitter:@Davidmunozh

Advertisements