YA NO QUIERO SEGUIR SIRVIENDO

no quiero seguir sirviendo.058

 

Me dijo: “Israel, tú eres mi siervo; en ti seré glorificado.

Y respondí: “En vano he trabajado, he gastado mis fuerzas sin provecho alguno. 

Pero mi justicia está en manos del Señor; mi recompensa está con mi Dios. 

Isaías 49:3

No me asombra que muchos de nosotros queramos dejar de servir. Sentimos que estamos invirtiendo de nuestro tiempo, nuestras fuerzas y muchas veces de nuestro dinero en el ministerio sin recibir nada a cambio. Bueno algunas veces recibimos problemas y conflictos con otros que sirven en el mismo ministerio. Sin embargo el Señor dice en este pasaje de Isaías 49:3 que tú eres su siervo, y en ti el será glorificado, esto quiere decir que en ti la gente lo va a ver a Él.

Tal vez lleves años en el ministerio sirviendo o tal vez hasta ahora estes comenzando, de todas formas quiero decirte que va a llegar el momento que no vas a querer hacerlo más. Vas a querer dejarlo todo. Las criticas no van a parar y la recompensa no va a llegar. Es por eso que te quiero dar un par de consejos para que los tengas presente en tu vida de siervo.

1. La Recompensa: No esperes nada de los hombres. No esperes nada de tu pastor. Ya se esto suena muy duro, pero tenemos que entender que nuestra verdadera recompensa no esta aquí en la tierra, sino en el cielo! Si tu pastor o líder te dan algún regalo o recompensa no la rechaces, pero no pongas tu esperanza en los hombres. Solo en el Señor porque el nunca falla.

2.  Los Chismes: No te preocupes. Es de sabios callar y de necios hablar. En el pasaje que acabamos de leer dice “pero mi justicia está en manos del Señor”  Tu justicia está en manos de Él, así que por tu parte espera en el Señor que el hará justicia. Mientras esperas te recomiendo que ores por ellos, pídele al Señor que te de amor por estas personas que hacen tu vida en el ministerio más difícil de lo que ya es.

3. La Inversión Correcta: No mal gastes tu energia. Muchas veces nos sentimos cansados y frustrados. Decimos que no nos alcanza el tiempo. Esto es un problema de organización, pero aparte de esto no estas descansando como deverias descansar. Has de tu descanso una prioridad. Al menos un día a la semana tienes que desconectarte y descansar de todo, Dios lo hizo! Dios se tomo todo un día para no hacer nada, ni pensar en nada solamente descanso! Entonces si mañana sábado es tu día de descanso entonces descansa de verdad.

Podría escribir muchos otros “tips” pero eso los dejo para después, no me gusta escribir artículos muy largos que aburren a los lectores. Me gustan las cosas directas, y al punto.  Deja tus comentarios de experiencias que te hayan sucedido sirviendo en la iglesia o algún ministerio en particular muchos vamos a poder aprender de lo que tu puedas compartir.

 

Bendiciones,

David Munoz.

twitter: @Davidmunozh