Ropa Diaria

ROPA DIARIA.081

No se si te has dado cuenta, pero todos los días nos ponemos una prenda diferente de ropa. Siempre después de bañarnos nos ponemos algo distinto, puede ser nuevo o puede ser viejo, igual no importa porque eso no cambia nuestro interior. Todos los días elegimos que ponernos, los hombres casi siempre son rápidos para escoger, las mujeres … bueno tardan solo un poco más de 50 horas para pensar que se quiere poner, y después otras 50 en terminar de arreglarse (igualmente ellas son un regalo de Dios)

Podríamos decir también que dependiendo del tipo de ropa que usemos así mismo nos vamos a relacionar con las personas. Por ejemplo: si queremos relacionarnos con altos ejecutivos nunca nos vistiriamos con el jean roto, las botas rockeras y la pañoleta de calaveras, al contrario nos pondríamos un traje muy elegante, una corbata, unos buenos zapatos en fin todo eso y más para poder tener ese vinculo con los altos empresarios.

¿Podría todo este cambio de ropa tener una enseñanza espiritual? Yo creo que si!

“Por encima de todo, vistanse de amor, que es el vinculo perfecto” Colosenses 3:14

Tu eliges que ropa te quieres poner no solo físicamente sino también espiritualmente. Pablo el autor de esta carta a los Colosenses nos dice que nos vistamos de amor. No dice que solo usemos una camiseta de amor, sino todo completamente llenos de amor, completamente vestidos de amor. ¿Por qué amor? Por que en lo primero que se va a fijar la gente es en lo que tienes puesto. Para las mujeres esto es fácil de comprender, siempre que ven a alguien se fijan es en su ropa, en lo que esta persona esta vistiendo. Mis queridos el mundo es igual, nos esta mirando y tenemos que vestirnos con el amor de Jesús para que lo puedan ver y lo puedan conocer a él.

El Amor es el Vinculo Perfecto

Así mismo como cuando usas ropa elegante para vincularte con otras personas, así mismo funciona el amor como vestidura. El amor nos acerca a las demás personas, nos hace atractivos especialmente para aquellos que todavía no conocen de Jesús.

Te animo entonces que todos los días decidamos vestirnos con amor, que cada día podamos ser un reflejo vivo de Jesús, esa yo creo es la vestidura que la hace falta la iglesia.

David Munoz

Director Vida Líder.