¿cómo ayudar a alguien que está en pecado?

como ayudra a alguien que esta en pecado
Hoy en día el tema del pecado no es nada popular. Vivimos en una sociedad permisiva que ve el pecado como algo del pasado, pero las consecuencias, son cuestión del presente y el futuro, y Dios sigue sin respaldarlo.

Cuando una persona confiesa un pecado, por lo general es porque experimentó una convicción. Se requiere mucho valor para decirle a otro lo que uno hizo, y a veces el castigo o las consecuencias son fuertes, por eso es importante tener en cuenta la restauración de la persona y no su destrucción. Pablo confront al pecado de frente, como lo vemos en el ejemplo de 1 Corintios 5:1. Lo primero es hacer que la persona vea a quién ha ofendido en realidad, es decir, a Dios mismo. No obstante, observemos que Pablo, al ver que el castigo sobre aquel que había pecado fue muy duro, instruye que se le perdone y que lo amen. (2 Corintios 2:5-11) 

El perdón y la restauración de una individuo resultan importantes para que la tristeza que siente no lo lleve a la desesperación. Aun el más vil pecador debe tener esperanza en el Dios de segundas oportunidades.

Aun el más vil pecador debe tener esperanza en el Dios de segundas oportunidades

Existe una antigua canción que dice “Si acaso te ofendí, perdón. Si acaso te engañe perdón..” Sin embargo, en el caso del pecado, no se trata de si acaso, más bien es “Perdóname por esto , esto y esto” Se tiene que reconocer que uno es el que decide ejecutar la acción, y al hacerlo el processo de ayuda resulta más facil.

 

Cuando alguien confiesa su pecado no solo prospera como dice la Palabra, sino que en ese momento está clavado en la cruz del Calvario el pecado por el cual Cristo murió. En este momento entra en juicio ante Dios y puede recibir perdón. Aquel que ha acido, aunque tenga que pasar por algún tiempo de proceso disciplinario, debe saber que no todo está perdido, en Cristo hay esperanza, en Cristo existe el perdón.

Autora: Gloria Vázquez
Desafios Ministeriales,