8 razones por las que algunas iglesias no crecen

8 razones por las que algunas iglesias no creecen

1. LA VISION NO ES CLARA
Si la gente no sabe a donde la iglesia se dirige, entonces se ira por todas partes y, finalmente, terminan en ninguna parte. Quieres llevar a cabo un experimento interesante? Pídele a la gente esto el próximo domingo en tu iglesia, “¿Cuál es nuestra visión?” Y dime tú , ¿te dan las mismas respuestas o diferentes?

2. LA ATENCIÓN SE CENTRA EN TRATAR DE COMPLACER A TODOS 
No hay iglesia en el planeta que hará felices a todos cada semana, y de acuerdo a las Escrituras, esa no debe ser nuestra obsesión. Muchas veces estamos más preocupados por ofender a la gente que realmente ofendemos a Jesús.

3. LIDERAZGO DESAPASIONADO 
Cuando los líderes hacen lo que hacen por un sueldo y no porque es su pasión, se acabó.  Busca los fabricantes de diferencia, no los tomadores de sueldo. Además, es difícil ser un apasionado cuando la asistencia promedio de una persona en una iglesia es de dos años o menos.

4. FABRICACIÓN DE ENERGÍA
Si un programa está muerto en una iglesia, entonces necesita un funeral y que la gente siga adelante. La inversión de tiempo, energía y dinero en algo que está muerto no lograra revivirlo. Celebra el hecho de que aquel programa tuvo su día y luego seguir adelante. Además, deja de invitar a la gente a programas o eventos que ni tu mismo asistirías si no estuvieras en el personal o el liderazgo de la iglesia.

5. FALTA DE ORACIÓN
Muchas veces los que trabajamos duro nos enfocamos más en poner nuestras ideas a funcionar que en la necesidad del poder sobrenatural de Dios en nuestros proyectos . La oración no debe ser el amuleto de buena suerte que nos atenemos al principio o al final de lo que hacemos. Más bien, debe ser nuestra constante desesperación de ver a Dios hacer lo innegable entre nosotros. La intensa desesperación a menudo trae revelación innegable!

6. FALTA DE VOLUNTAD PARA ASUMIR RIESGOS
Cuando nuestra atención se vuelve a lo seguro (mantener la gente en el templo) en lugar de tomar riesgos para evangelizar al mundo, se acabó. Sin evangelización no hay avivamiento. Tenemos que estar dispuestos a abrazar la incertidumbre, si queremos ver lo increíble.

7. DESOBEDIENCIA A LAS ESCRITURAS
Mateo 28:18-20, Marcos 16:15, Lucas 24:48, Juan 20:21, Hechos 1:8, 2 Corintios 5:16-21, Lucas 19:10 … Y podría seguir y seguir, pero debemos entender que Jesús no vino a la tierra a vivir por 33 años años, dar su vida por nosotros, y luego volver al cielo para interceder por nosotros para que pudiéramos entrar en círculos muy pequeños y hablar sobre nosotros mismos y condenar a los que no son tan “santos” como nosotros. Estamos llamados a alcanzar a la gente para Dios-¡y punto!

8.  ACTITUDES EGOÍSTAS 
Mateo 20:28 dice todo. Si vamos a ser más como Jesús, tenemos que servir a los demás en lugar de esperar que la iglesia la que nos sirva todo el tiempo. Tenemos que entender que el llamado de seguir a Jesús es un llamado a servir, lamentablemente muchos han perdido de vista lo que significa seguir a Jesús. Con estas actitudes egoístas terminaremos viviendo un cristianismo en el cual Jesús sea un sirviente y nosotros su rey.

David Munoz / Twitter: @davidmunozh

Adaptado: http://theresurgence.com/2013/01/21/8-reasons-why-some-churches-dont-grow

Advertisements