Los número uno en ser los número dos

LOS NUMERO 1 EN SER LOS NUMERO 2.051

Los número uno en ser los número dos

Si prestamos atención a los hombres y mujeres que han trascendido en la historia como líderes que marcaron una diferencia positiva, observaremos que un verdadero líder es más que la suma de su personalidad, sus capacidades y sus talentos. Ellos también fueron leales y se sintieron seguros incluso cuando no les tocó tener el rol protagónico. Esta clase de líderes conservó su integridad sin importar cuál era el rol que les tocaba jugar en las diferentes escenas del liderazgo. Supieron estar adelante y supieron estar atrás.

Desde siempre me llamó la atención el siguiente ejemplo del evangelio de Juan:

–       Fueron a ver a Juan y le dijeron:

–       Maestro, ¿recuerdas a aquel de quien nos hablaste, el que estaba contigo al otro lado del río Jordán? Pues bien, ahora él esta bautizando y todos lo siguen.

–       Juan les contestó:

–       Nadie puede hacer algo si Dios no se lo permite. Ustedes mismo me escucharon decir claramente que yo no soy el Mesías, sino que fui enviado antes que él para prepararlo todo. En una boda, el que se casa es el novio, y el mejor amigo del novio se llena de alegría con solo escuchar su voz. Así de alegre estoy ahora, porque el Mesías esta aquí. Él debe tener cada vez más importancia, y yo tenerla menos.. (Juan 3:26-30, TLA)

Juan el Bautista sabía ser el número uno en ser el número dos. Había cumplido su rol u ahora le tocaba pasar a un segundo plano, pero no tenía problema con eso. Tenía en claro su misión y eso lo llenaba de seguridad. ¡Qué importante es aprender esta lección si queremos cooperar en la extensión del Reino de Dios más que con la de nuestros propios pequeños reinitos!

Lo importante es que brille Jesús, no quién sea el burro que tiene el privilegio de llevarlo.

No es solo con los de arriba

Estoy escribiendo estos párrafos, porque antes pensaba que los celos solo podían ser un sentimiento hacia los más poderosos o ricos o encumbrados, pero luego descubrí que no. También pueden surgir hacia personas que están ¨Más abajo¨ que nosotros. Hacia los nuevos, los más jóvenes, los emergentes, los que traen nuevas ideas o simplemente nuevas fuerzas.

Con Dante lo hemos escuchado una y otra vez en cada país que visitamos. Jóvenes frustrados porque sus líderes les tienen celos en lugar de ayudarlos a surgir…

Así es que con los de abajo también podemos aplicar un boicot sutil. No darles oportunidades de desarrollar dones y su potencial. Mantenerlos siempre con responsabilidades secundarias y de poca proyección pública. Cuestionar sus opiniones, destruir su reputación, soltar comentarios aparentemente inocentes. Y claro, también funciona muy bien probarlos de responsabilidades argumentando falta de madurez ( la cual por otra parte es real, ¡pero es imposible de desarrollar sin recibir oportunidades para crecer!)

Autor: Lucas Leys

Twitter: @Lucasleys

Asuntos Internos – Dante Gebel & Lucas Leys

Adaptado por: Davidmunozh

Twitter: @Davidmunozh