Los Jóvenes y la Revolución de Jesús

Revolucion.054

Sin duda que los jóvenes no solo aman las revoluciones; son una revolución en si mismos. Están en franca confrontación con las ideas establecidas y llenos de nuevas ideas que han descubierto. Nos enfrentamos entonces a tomar una decisión de cómo tratar con los jóvenes: Podemos reprimirlos con palabras o violencia como hacen alguno padres y gobiernos, podemos tratar de “educarlos” o más bien dicho “amaestrarlos” haciendoles perder ese fuego que muchos quisierán tener. Pero también podermos hacer lo que Jesús hizo: dirigirles y ayudarles a encontrar el plan de Dios para sus vidas.

La Revolución

El Señor nos habló claro de esta realidad: Existe un “anti- reino” entre los seres humanos que no conocen a Dios. La llegada de Jesús a la tierra es una interrupción, una recistencia contra el reino de las tinieblas. En esta revolución se viven las tensiones propias de una guerra espiritual. Esta se magnifica de las siguientes maneras:

1.     Encuentros de Poder.

Como los que vivió Elías al estar frente a frente a los 850 profetas paganos (1 Reyes 18:19-46). Tarde que temprano y de muy diferentes formas, los cristianos tenemos enfrentamientos de poder contra el mal.

2.     Violencia del Espíritu

No se trata de un asunto religioso, sino de un franco encuentro de fuerzas. “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos se apoderan de él. (Mateo 11:12) El cristianismo es un asunto de valientes; la fe no es para cobardes.

El cristianismo es un asunto de valientes; la fe no es para cobardes.

3.     Lucha de la vida cristiana

Pablo hablaba de una experiencia en el interior de cada hombre, una lucha espiritual, una tensión constante entre el bien y el mal (Romanos 7;19-25) Todos vivimos esta lucha. No todos son conscientes de eso, pero los cristianos debemos considerarlo siempre.

Los Cristianos somos revolucionarios en este mundo; son rebeldes con causa que se oponen al sistema caduco y corrupto establecido por el mal en la sociedad. A los Jóvenes que les encanta la idea de las revoluciones, encuentran en el cristianismo la expresión más poderosa, significativa y trascendente de una revolución.

Jóvenes, he aquí la mejor opción para unirte a una causa; ¡Sigue a Jesús en su Revolución!

David Munoz / Twitter: @Davidmunozh

Recursos: Refleciones y Retos para la Juventud – G. Gutierrez

Advertisements