El Mejor Líder es el Mejor Siervo

mejor lider mejor siervo.050

Ayer llevé a mi hija a McDonalds para comer un helado. Al llegar al restaurante vimos muchas personas contentas y bien vestidas comiendo su almuerzo. Mi hija compró un helado de vainilla con chocolate, y quedo con una sonrisa muy grande!

Mientras que estábamos sentados llegó una niña pequeña de la calle. Ella estaba vendiendo Certs, me suponía para ganar suficiente dinero para comer, aunque posiblemente entregará ese dinero a su mamá, que estaba cerca para conseguir drogas o alguna sustancia para olvidarse de su vida. El helado costó .75 centavos del dólar, así que tenía .25 centavos en la mesita donde estábamos comiendo. Le pregunté a la niña su nombre y me dijo, “Carly”. “¿Cuántos años tienes?” le pregunté. Me dijo 5 (parecía que tenía más como 3 años). En ese momento tenía que tomar una decisión, la ayudo o no. Si la ayudo, ¿será que ese dinero sea usado para la mamá y las drogas?

Decidí darle los .25 centavos. Unos minutos después le vi con una Coca Cola en la mano y ella tenía una sonrisa grande en todo su rostro. Ella solamente quería una bebida.

Muchas veces estoy tan ocupado intentando ser el mejor líder que puedo ser (leyendo libros, estudiando la Biblia y asistiendo a seminarios etc.) que a veces me olvido de lo que enseñó Jesús. Si queremos ser el mejor líder tendremos que seguir su ejemplo y ser los mejores siervos. (Juan 13).

Jesús dice

Mateo 25 que si le servimos cuando alimentamos a los hambrientos, vestimos a los desnudos, visitamos a los enfermos y a los encarcelados etc., entonces tenemos vida eternal. Si no hacemos estas cosas iremos al castigo eterno.

Las enseñanzas Bíblicas deberían cortar nuestros corazones en nuestro continente. Somos las personas con más recursos, tenemos más acceso a las cosas y somos los más ricos que hemos caminado sobre el planeta Tierra. Pero al mismo tiempo en ningúnotro momento en la historia del mundo hemos visto tanta necesidad como vemos hoy.

¿Qué vas a hacer al respecto? Mateo 25 explica claramente que ayudando indirectamente a los necesitados no es suficiente. Indirectamente podemos ayudar dando para que otros ayuden al necesitado. Si nos involucramos directamente tenemos que ensuciar nuestras manos, nuestros corazones se tienen que mover, nuestras actitudes tiene que ser como las de Cristo. Jesús no dice, “si contribuyes con dinero tienes vida eterna…” Lo que si dice es, “El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.”

¿A quién puedes servir en tu vecindario?

¿Qué quiere hacer Dios en tu vida al servir al otro?

¿Cómo podemos organizar eventos con nuestros adolescentes y jóvenes para que ellos sirvan con nosotros a los más necesitados?