MITOS DEL NOVIAZGO 9

Ahora solo amigos.024

“Ya no somos novios sino mejores amigos”

Verdad: Seamos realistas…quien puede seguir una amistad así? Son personas que se están engañando a sí mismas porque la realidad es que “no pueden vivir” sin la otra persona y prefieren tenerla de amistad antes que perderla. En otras palabras están atados emocionalmente o físicamente y eso es bastante peligroso. Peligroso, porque eso no te permitirá avanzar emocionalmente.

Cuando una relación de noviazgo termina, se debe tomar el espacio necesario entre ambos para poder sanar la ruptura de esa relación. Cuando el noviazgo se convierte en una amistad, no existe un “duelo” real de haber terminado y eso implica que se esté en una etapa de negación en donde uno cree: “esto lo podemos manejar bien” y con ese pretexto seguir atado a esa persona y atando a esa persona a mi vida.

De hecho será dificil e incómodo, contarle a tu “amigo exnovio” el momento en que estés interesado en alguien, mas adelante, porque es algo que uno cuenta a sus amigos, no a un exnovio. Un exnovio ya no tiene que ser parte de esto. Podrían surgir celos, resentimientos, falsas motivaciones que al final de cuentas los dañarán por no haber aceptado que la relación terminó.

Dice por ahí un refrán: “Donde hubo fuego, cenizas quedan” creo que hasta cierto punto es muy cierto y por eso se debe de cuidar el no volver a encender un fuego que ya se había apagado porque no funcionó. Por eso es que siempre se recomienda pensar muy bien el momento en que quieras empezar un noviazgo con alguien, porque no es algo que simplemente se decide “para ver que pasa”, porque son sentimientos los que se ponen en riesgo. Y muchas veces se arriesga una muy buena amistad para terminar en un mal noviazgo, por eso se debe estar seguro, en cuanto a lo que uno quiere de una relación. Creo definitivamente que un noviazgo debería empezar con una muy buena amistad pero no que una amistad empiece por un mal noviago. Suena ilógico ¿Cierto?

Creo definitivamente que un noviazgo debería empezar con una muy buena amistad pero no que una amistad empiece por un mal noviago.

Así que, si estás en amistad con tu “ex”, mejor valora bien el caso… ¿Será que seguís atado a esa relación? ¿Será que no has querido aceptar que ya todo terminó? ¿Será que te estás engañando a ti mismo? ¿Será que sigues con la esperanza de volver? Responde esto con sinceridad en tu corazón! Y comienza a tomar decisiones sabias al respecto.

Si sientes que seguís atado, necesitas buscar consejería para que alguien te apoye a romper con eso. Dios tiene el poder de hacerte libre de esa situación y que puedas seguir caminando hacia tu futuro en lugar de estar estancado en tu pasado. Dios es experto en relaciones humanas, El nos creó y conoce nuestro corazón, nuestros temores, nuestras motivaciones. El es el único que puede ayudarnos a encontrar la raíz de una situación y no solo eso, sino arrancarla para siempre ¡¡¡El nos hace libres!!!

Que Dios te bendiga,
Cris

Por: Cristina Acuña / Twitter: @CrisEsencia

Adaptado por: David Munoz / Twitter: @Davidmunozh