MITOS DEL NOVIAZGO 5

 

clavos en el corazonVerdad: Muchas personas llegan a pensar que si “consiguen a alguien más” su dolor para olvidar a esa persona no será tan fuerte, o también creen que así la olvidará más rápido. Esto es completamente falso y contraproducente. Si bien es cierto, nadie olvida de la noche a la mañana, pueden “aparentar” hacerlo pero es una verdad que no se puede negar.

“Un Clavo saca otro Clavo” Es Mentira. 

Y es que muchas veces tratamos de evitar esa realidad que se llama: “DOLOR”. Ninguno de nosotros quiere pasar por ahí, pero no se debe evitar. De hecho es necesario que lo pasemos para poder aprender a manejarlo, es parte de nuestra vida como seres humanos, el llorar ese dolor. Y es que aunque no lo creas el llorar tu dolor te puede hacer mas fuerte; en este momento puede ser que estés pensando: “Llorar es de débiles” …y eso es una equivocación. Por supuesto, no se trata de andar llorando por la vida, pero si es importante expresar el dolor que tenemos para poder superarlo. La Biblia habla de grandes hombres y mujeres valientes que lloraron su dolor en diversas ocasiones y hasta el mismo Jesús lloró ante la pérdida de un ser querido. Entonces, se vale llorar a la persona con quien ya no tienes esa relación.

Por supuesto, no se trata de andar llorando por la vida, pero si es importante expresar el dolor que tenemos para poder superarlo.

El empezar una relación con otra persona para “olvidarlo(a)”, traerá más confusión a tu vida y muchos más sentimientos encontrados que no te beneficiarán en lo más mínimo. Y siendo muy realistas, es injusto utilizar a una persona para ser el “suplente” de alguien más. Toda persona es sumamente valiosa como para ser suplantada o suplantar a otros en ese sentido.

Así que, la mejor forma para superar a alguien es esperar el tiempo adecuado (que solo vos podés decidir) y apoyarte en Dios que da la fortaleza, paz y apoyo que se necesita en un momento así. Y verás que con la ayuda de Dios y una buena disposición en seguir adelante, tu corazón estará sano y listo para ese momento, cuando llegue la persona que Dios tiene para tí!!!

Que Dios te bendiga!!!

Por: Cristina Acuña / Twitter: @CrisEsencia

Adaptado por: David Munoz / Twitter: @Davidmunozh