MITOS DEL NOVIAZGO

Mito #1 “Nuestro Amor es Perfecto… Una buena relación no tiene conflictos”

Verdad: No existe ninguna relación de pareja en donde todo sea perfecto. Todas las relaciones tienen sus altibajos y sus momentos de felicidad o tristeza. Todo buena relación debe tener conflictos, los conflictos son necesarios para que una relación se vaya fortaleciendo. Esto puede sonar muy irónico, pero es una realidad.

El tener diferencias con la persona que amas, te enseña a saber como enfrentar distintas situaciones que te harán madurar y poner en práctica tus valores. Sin embargo esto puede no ser una ventaja si no se ha aprendido a enfrentar ciertas situaciones que se dan en las relaciones, y es por eso que se necesita tener dominio de nuestras emociones.

Necesitamos tener dominio de nuestras emociones

Es importante que sepas lo siguiente:

Si tienes una relación de varios meses y nunca has tenido ningun conflicto con tu novio(a), eso posiblemente sea una alarma para darte cuenta que talvés no estás teniendo una buena relación sino que hay alguna pieza que ahí no encaja y algo debe estar sucediendo. Deberías pesar porqué razón es que nunca han tenido alguna discusión o diferencia…si será que están guardando su descontento y eso será una bomba de tiempo.

Una relacion sana no tiene conflictos todo el tiempo

Si tienen conflictos TODO el tiempo, eso no es una relación sana. Han llegado al punto en donde están viviendo de los problemas y no están disfrutando su relación. Si pasan discutiendo siempre, la relación en sí ya ES un conflicto.

Existen algunos conflictos que no son “normales” osea que no deberían justificarse diciendo “bueno, es que toda relación tiene conflictos”, aunque es cierto, no estaría bien que existan conflictos de infidelidad, agresión, celos, obsesiones y cuestiones de este tipo. Es normal discutir si te hizo sentir mal por alguna cosa o si no están de acuerdo en algo, siempre y cuando no sea una humillación, falta de respeto o algo parecido a todo lo que implique falta de valores y creencias firmes en su vida.

Así que, tranquilidad, es normal que no todos los días sean “soleados”, pero si aprender a manejar las situaciones en donde se puedan dar el espacio de tolerarse el uno al otro y aceptar al otro tal y como es, sin querer cambiarlo. Ahí es donde debes de pensar si estás dispuesto a negociar con tu novio(a) o si mejor terminan porque hay cosas que son innegociables.

Que Dios te Bendiga!

Cris Acuña – Twitter: Crisesencia

Editado: David Munozh – Twitter: DavidMunozh

 

Advertisements