FAMOSOS EN EL CIELO

Comienzo por mencionarle una de mis frases favoritas, la cual cada vez que puedo la comparto;

“Fama en la tierra no te garantiza Autoridad en los Cielos”,

El tema que a continuación les compartiré es muy poco conocido, y hasta escasamente predicado en las Iglesia actuales ya sea por resconocimiento o por considerarlo de poca importancia.

Especialmente quiero dirigirme a esos jóvenes y adultos que actualmente sueñan con que Dios los use poderosamente en las naciones, que anhelan llenar estadios, y movilizar una multitud de jóvenes a los pies de Jesús. Vale la pena destacar que no estoy  en contra de ninguno de esos sueños, lo cuales yo también comparto, pero anhelo que el día de hoy podamos ir un centímetro más allá, a donde muy pocos ponen su mirada, y es en el Dios de la multitudes, el Dios de los Milagros, ¡Al Dios del Poder y de las Naciones.

Leamos rápidamente Mateo 7:21-23 

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?, Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Al mencionar estos versículos tan controversiales y pocos entendidos dentro de Su Iglesia, mi intención no es hablarles de salvación, ni de perdición, sino de la necesidad de ser –Famosos en el Cielo-. Jesús en estos versículos nunca condenó el hecho de que alguno hiciera milagros en su nombre, ni que profetizara, ni que alguno echara fuera un demonio, lo que Jesús quiso enseñarnos con todo esto es que –de nada nos sirve ser usados por Dios, si no somos conocidos por El-. En este punto ya no se trata de que Dios te use, sino de que si realmente en su corazón está grabado tu nombre.

 De nada nos sirve ser usados por Dios, si no somos conocidos por El-.

Yo quiero motivarte en este día a que en vez de poner tu mirada en los milagros, puedas ponerla en el Milagroso. En vez de buscar el poder, puedas buscar al Poderoso. En vez de buscar los frutos, podamos ser lo suficientemente sabios para ir en busca de la raíz que los produce.

Ahora tu te preguntaras ¿Cómo conseguiremos ser Famosos en el Cielo?, pues necesitaremos 3 cosas importantes

¡) Intimidad con El

2) Intimidad con El

3) Intimidad con El

Alguien que le busca en la Intimidad jamás se quedara sin recompensa publica, pues, El mismo ha prometido que El recompensará cada acción que hayamos hechos, tanto buenas, como malas. Vale la pena mencionar que intimidad no se trata solamente de oración, ni estudio bíblico; la Intimidad requiere silencio, requiere entrega, requiere minutos a solas para escucharlo, y que a su vez El nos escuche para así poder ser hallados CONOCIDOS en El y en Su Reino.

Si comenzamos a vivir e intimar de esa manera, veremos como Dios desde su Trono comienza anunciarle al Cielo y a sus Ángeles acerca de nosotros, Dios diría algo como: “Allá en la tierra esta __________(pon tu Nombre), quien no solo anda en busca de plataformas, ni pulpitos, ni milagros, sino que ha puesto todo su Interés  en Conocerme, por lo tanto, tú Ángel Gabriel, desciende rápidamente a la tierra y ábrele puertas, porque Yo mismo lo usare poderosamente por cuanto lo he conocido en lo secreto”

¡Echemos Manos a la obra, y seamos Famosos en el Cielo!

Douglas Isaac

@DouglasIsaac